Raña, Layla

 

Layla Raña es Actriz y Pedagoga teatral de la Universidad Finis Terrae. Con estudios en locución y doblaje, además de variados cursos de perfeccionamiento a nivel corporal y vocal en Chile, Buenos Aires, Berlín y Paris. Actualmente cursa un Magíster en Gestión Cultural en la Universidad de Chile. Ha trabajado en diferentes colegios, universidades e instituciones chilenas. Es docente en la Universidad Adolfo Ibañez hace más de 7 años y realiza coaching en expresión corporal y técnicas vocales tanto educadoras de párvulos, como a altos ejecutivos de importantes empresas en Chile y Bolivia. Ha participado en más de 13 montajes teatrales desde el año 2003, obteniendo el premio a mejor actriz categoría infantil en 2005 y mejor actriz de teatro danza en el festival de Mar del Plata, Argentina en 2007. En 2011 funda y dirige la Compañía Aranwa, teatro para primera infancia, con la que hasta el momento ha realizado tres obras: “En Bañador”, “Floresta” y “Cada cosa en su Lugar”, las que han girado a lo largo de Chile siendo vistas por más de 4.000 niños. En 2013 en su primera incursión fuera de Chile, trabaja de la mano de la compañía Teatro Azulado de Bogotá, transmitiendo y enseñando su metodología con el fin de impulsar el teatro para niños de 0 a 5 años en Colombia. A través de Aranwa, en 2014 junto con otras compañías latinoamericanas en el marco del FITBA (Festival Internacional de Teatro para Bebés en Argentina) forman en Buenos Aires la Red Latinoamericana de Teatro para la Primera Infancia, RUEDAZUL.

“Si he aprendido a conocer y respetar mi mundo, sea el campo, la montaña, la ciudad, el bosque o el mar, no a negarlo o destruirlo y he aprendido a reflexionar en la aceptación y respeto por mí mismo, puedo aprender cualquier hacer” Humberto Maturana, Emociones y Lenguaje en Educación y Política. Mientras mayor sea el conocimiento personal, de los otros y del entorno, más claras, fluidas, sanas y tolerantes serán las relaciones, generando así sociedades basadas en el respeto y el diálogo. Siempre estamos comunicando, aunque no nos demos cuenta, esto es inherente al hombre. Las relaciones se construyen de a dos. Para lograr esto con Santiago Despierta buscamos potenciar a cada uno es su propio ser, en su esencia, y sus vínculos.”