Compromiso Laboral y cómo fomentarlo

Compromiso Laboral y cómo fomentarlo

Una organización que tiene altos niveles de compromiso laboral en sus trabajadores, es una organización que gozará de un aumento en su rentabilidad, productividad, retención de talentos y, sobre todo, un mejor clima laboral.

En 2016, GOintegro, realizó la primera medición latinoamericana sobre “employee engagement”, donde participaron más de 700 empresas de Chile, Argentina, Colombia, Perú, Uruguay y México. El estudio reveló que, en Chile, alrededor de un 65% de las empresas chilenas afirma que el compromiso laboral es muy o extremadamente importante para el éxito de la compañía. Sin embargo, el estudio reveló que existe una gran brecha entre la importancia que se le otorga a esta materia y la gestión estratégica en la que se invierte para fomentarla.

A partir de estos antecedentes, hemos identificado los factores clave que ayudarán a cualquier organización a fomentar este importante valor:

Comunicación

La falta de comunicación es una de las principales razones que generan desmotivación en los colaboradores de una empresa. Es muy importante que existan canales de retroalimentación bidireccionales y transparentes, donde a los trabajadores se les informe de las metas y expectativas, las que deben ser claras y realistas, reciban información sobre lo que está pasando con la empresa, con su área o departamento; y donde también, puedan expresar sus ideas, propuestas y preocupaciones. Las herramientas más utilizadas para mantener una comunicación efectiva, son las reuniones de equipo, los boletines internos y los espacios de interacción más personalizada y de confianza, como entablar una conversación empática con su líder de equipo.

Reconocimiento e incentivos

Cuando se realiza un reconocimiento al trabajo o a la contribución de un colaborador en una empresa, se está realizando un refuerzo positivo y una valoración de lo que éste da de sí mismo. Si las personas saben que están haciendo algo bien, continuarán haciéndolo. Con esto no nos referimos simplemente a felicitar y reconocer públicamente su esfuerzo, sino que también a aumentos de sueldo, ascensos de cargo y al establecimiento de incentivos asignados en base a criterios objetivos y justos.

Crecimiento y desarrollo

Una de las estrategias más eficaces para generar “employee engagement” es que las empresas inviertan en capacitar y fomentar el desarrollo profesional de sus colaboradores. Genera una relación “win-win”, donde los nuevos conocimientos y capacidades del trabajador, lo ayudarán a asumir nuevos desafíos que beneficiarán a ambos. Una persona comprometida, es innovadora y estará constantemente buscando una mejor forma de hacer las cosas.

Propósitos

Si los propósitos personales de las personas logran ajustarse a la cultura organizacional de la empresa, refiriéndonos a que compartan los mismos valores y principios, se generará un sentido de pertenencia. Si de manera externa, la compañía se relaciona activamente con la comunidad donde funciona, contribuye desinteresadamente con la sociedad, lidera campañas benéficas o toma compromisos medioambientales, al colaborador le dará gusto ser parte de tal compañía y se sentirá orgulloso de trabajar ahí. Esto se consolidará aún más, si de manera interna, el colaborador ve y siente que su compañía es consecuente con lo que dice y hace.

El Líder

A partir de un estudio de Zenger & Folkman, se demostró que el factor más importante que influye en el compromiso laboral, es el jefe, encargado o supervisor inmediato de los colaboradores. En el estudio, que obtuvo una muestra de 11.000 grupos de trabajo, los colaboradores evaluaron la efectividad de sus líderes inmediatos. Esto comprobó que los grupos con líderes peor evaluados, coincidían con los grupos con bajos niveles de compromiso laboral. Si una persona recién contratada y con un alto nivel de compromiso, ingresa a un equipo donde el compromiso es bajo, su nivel de compromiso disminuirá progresivamente en el tiempo, hasta alcanzar el promedio de sus compañeros. “Los trabajadores no dejan a la empresa, dejan a sus jefes”.

Para contrarrestar estos efectos, es importante que el líder acepte ser evaluado y trabaje para mejorar su capacidad de liderazgo y de comunicación. Debe demostrar determinación y claridad en la estrategia y dirección en la que guiará a su equipo. Debe cumplir las promesas y compromisos asumidos con éste, para generar credibilidad y confianza. Y más allá aún, es indispensable que tenga capacidad de innovación, visión sistémica, conocimiento del mercado y adaptación al cambio.

Trabajo en equipo

El último, pero no menos importante, de los factores que inciden en el compromiso laboral es el trabajo en equipo. Esta dinámica debe poder ser fluida, sin interferencias comunicacionales, con roles bien definidos y metas claras. Esto depende de que los miembros del equipo gocen de buenas relaciones, que puedan interactuar entre sí y complementarse en el alcance de objetivos. Es responsabilidad del líder monitorear y fortalecer el trabajo en equipo, teniendo en conocimiento metodologías o herramientas que ayuden al grupo en esta tarea.

Si quieres conocer metodologías relacionadas a esto, no dudes en visitar nuestra área de desarrollo organizacional, donde podrás encontrar programas in company o de asesoría ejecutiva.

Escrito por Alicia Villlar.