Acciones para atraer y retener al mejor talento humano

Acciones para atraer y retener al mejor talento humano

Las empresas tienen que entrar frontalmente en la lucha por el talento humano si quieren aumentar la productividad y fortalecer su competitividad en un mercado cada vez más dinámico y diverso como el actual. Las estrategias de atracción y retención son básicas para aumentar el compromiso y minimizar la rotación laboral.

El constante cambio de personal termina por afectar el desarrollo de los proyectos, reduce la cohesión de los equipos de trabajo y disminuye la confianza de los empleados que ven como sus compañeros van y vienen continuamente en los diferentes cargos.

Existen muchas estrategias para lograr una política efectiva de atracción y retención laboral del talento humano. Los beneficios y la compensación por logros se han posicionado como medidas adecuadas para aumentar la satisfacción y compromiso de los empleados.

Hoy les queremos compartir 4 estrategias: 

  1. Entregar las mejores condiciones:

Los empleados le dedican la mayoría de su tiempo a la empresa y ellos esperan obtener esa misma dedicación por medio de una retribución que cubra sus necesidades básicas incluyendo instalaciones cómodas, equipos en buen estado, entre otras. Brindar estas condiciones es fundamental para poder retener al mejor talento y permitirles desarrollar sus tareas eficazmente.

  1. Reconocer los logros:

Establecer una política de retribución de acuerdo a los logros conseguidos impulsa a los empleados a que desarrollen su trabajo de la mejor manera y cultiven sus actitudes y valores de cara a lograr los objetivos propuestos.

Compensar económicamente el buen rendimiento de las personas lleva a alcanzar un alto grado de compromiso por parte de los integrantes del equipo de trabajo.

  1. Sueldo emocional:

El aspecto económico no es el único que retiene y motiva a los empleados. El sueldo emocional es aquel que hace sentir a los empleados cómodos, felices, valorados y satisfechos con su trabajo. Es un valor agregado que fortalece la conexión entre la organización y el colaborador, lo cual garantiza el compromiso de éste.

Este sueldo comprende acciones como el reconocimiento de los logros, el respeto, las flexibilidad laboral y el equilibrio entre la vida personal y laboral.

  1. Apoyar el desarrollo:

Un empleado es antes que nada un ser humano que quiere desarrollar sus capacidades y evolucionar profesionalmente hasta donde se lo permita su talento y potencial.

Las organizaciones deben entender eso y crear programas que permitan la capacitación y adquisición de nuevos conocimientos y establecer una política de promoción interna que les permita a los colaboradores lograr ascensos a través de sus propios méritos y logros profesionales.

La compañía debe tener en cuenta que hoy por hoy el talento humano busca las mejores condiciones laborales que le permitan desarrollar su carrera y equilibrar su vida personal con la laboral. Ante ofertas que incluyan mayores beneficios, las personas pueden abandonar la empresa sorpresivamente.

Lo ideal para evitar esas situaciones inesperadas es cumplir con las expectativas de los trabajadores para obtener equipos satisfechos y comprometidos.

La retención se ha convertido en un gran desafío para las compañías puesto que su talento humano es la pieza alrededor de la cual giran el cumplimento de los objetivos corporativos y la competitividad y productividad de la organización en el mercado.